Saturday, January 24, 2009

¿Ya vienen los híbridos? ¡Y sin baterías!


Tratando de ponerme al día en mi lectura, que siempre está tan pero tan atrasada, estaba viendo la edicion de Febrero 2009 de Car and Driver, mi revista favorita de automovilismo. Car and Driver tiene excelentes editores y en esta edición hay un interesante artículo de Dave Vanderwerp sobre el tema de los híbridos hidráulicos.
Como seguimiento a mi nota sobre los híbridos, me pareció interesante comentar sobre el artículo de Dave. Lo más interesante es la gama de aplicaciones de los híbridos hidráulicos: a pesar de que las pruebas piloto se están efectuando con camiones de UPS, la tecnología es escalable a automóviles más livianos. Dave menciona el concepto F-350 Tonka de Ford, el cual fue equipado con un sistema híbrido para asistir en el arranque. Ford llama a este sistema HLA Hydraulic Launch Assist, ó "sistema de lanzamiento asistido". En buen castellano, "sistema auxiliar de aceleración" sería una traducción más cercana al concepto.
El sistema híbrido hidráulico tiene varias ventajas sobre el sistema híbrido eléctrico, la más notable de las cuales es la posibilidad de eliminar la batería por completo. La batería es uno de las debilidades de los híbridos eléctricos debido a que aún los estimados más optimistas no le dan más de cinco años de vida, al final de los cuales se debe reemplazar a un costo de US$6,000-10,000 por unidad. Eso hace que la rentabilidad del híbrido eléctrico sea dudosa, por decir lo menos.
La otra ventaja interesantísima es que el sistema híbrido hidráulico es muchísimo más eficiente que el eléctrico en recuperar la energía durante el frenado. Mientras que un sistema híbrido eléctrico puede recuperar, en promedio, un 25% de la energía cinética del vehículo, el sistema hidráulico recupera hasta un 70%, lo cual se traduce en una mayor economía de combustible.
Finalmente, aprendí que el sistema híbrido hidráulico que UPS está evaluando, es un sistema serie. El camión puede arrancar y moverse con el sistema hidráulico únicamente, sin arrancar el motor diesel de 170 hp. Esto evita los arranques para maniobras en los patios de estacionamiento, en condiciones que no sólo son poco conducentes a economía de combustible sino que también se traducen en una menor vida útil del motor. El hecho de que el motor esté acoplado directamente a una bomba hidráulica y completamente desacoplado de la transmisión también permite operar el mismo al régimen de velocidad más eficiente.
Este artículo me ha convencido que los híbridos hidráulicos son una opción más acertada y eficiente para el tránsito urbano que los híbridos eléctricos. A los verdes les gustan los híbridos eléctricos, especialmente los "plug-in". A un ingeniero como yo, le gusta más la eficiencia del híbrido hidráulico.
Va a ser interesante quién gana la batalla en el mercado.

1 comment:

Edwin Méndez said...

Lo bueno mi apreciado Anibal es que siempre podremos vender lubricantes y algunas partes, o sea que tenemos verdes esperanzas de seguir en la jugada.

Además que buena nota informativa.