Monday, December 27, 2010

Querido Santa Claus:

Te preguntarás por qué te estoy escribiendo tan tarde después de la navidad. La razón es simple: quería que terminaras tu trabajo repartiendo todos los regalos que te pidió la gente este año, para que tuvieras un poco de tiempo y contemplaras mi solicitud.

Ya sé que hace varios años que no te escribo, a pesar de lo cual me has enviado fabulosos regalos todos los años, lo cual te agradezco mucho. Muy listo de tu parte, enlistar la ayuda de mi familia y amigos para que me hagan llegar tus regalos.

Este año no fué la excepción. Recibí lindos regalos, como esa camisa color ladrillo que me dió mi mujer y el libro de los Beatles que me dieron mis hijos. Muy buen gusto tienes, Santa. Muchas gracias, de nuevo.

Sin embargo, pensé escribirte para ver si logro convencerte de que me traigas otro tipo de regalos y en otra escala de tiempo.

En vez de traerme regalos en diciembre, quiero ver si te convenzo de que me traigas mis regalos todo el año.

Y como ya tengo todo lo que quiero y cualquier cosa más que necesite, la puedo comprar, en vez de cosas materiales, te tengo una lista de cosas que no puedo comprar. Esa lista, corta pero sustancial, es la siguiente:

- El amor y apoyo de mi familia

- La compañía y cariño de mis amigos

- La confianza y respeto de mis colegas, jefes y clientes

- Y, a riesgo de parecer candidata a reina de belleza, la paz para Guatemala y el mundo.

Espero que no sea mucho que pedir Santa. A cambio te ofrezco portarme bien y tratar cada día de hacer el mundo un lugar mejor.

¡Feliz año 2011 y saludos a la familia, a los renos y a todos tus duendes!

Cariñosamente,

Zarek

P.S.: Si te queda un espacio, aunque sea pequeñito, en tu costalito, te pediría también un poquito de tiempo para actualizar mis blogs... Abrazos


Share on Facebook


Tuesday, December 14, 2010

Los verdes se alegran y los ingenieros también!

Chevrolet Volt. Foto de Wikimedia Commons.


Para este tan anticipado retorno de El Chapín Escéptico, he estado meditando sobre una maravilla de la tecnología automotriz moderna y un milagro del muerto viviente, General Motors.

Cual Lázaro, el General regresó más fuerte que nunca, con una línea de productos impresionantes, como el nuevo Chevrolet Camaro (lindo aunque mi Mustang lo es más), el fabuloso Cruze y la introducción del primer híbrido recargable (plug-in hybrid), el Volt.

Y así, comienza la nueva era del auto eléctrico. Irónicamente, con un vehículo con motor de gasolina!

Los periodistas del automóvil han estado alborotados desde la introducción del Volt. El primer auto eléctrico realmente práctico, el Volt aparenta ser un producto casi terminado, a pesar de ser el 2011 el primer modelo de este innovador vehículo. Con una autonomía eléctrica real de entre 50 y 80 kilómetros, el Volt no depende de un receptáculo eléctrico de 220V para volver a casa si la batería se agota; su motor auxiliar de gasolina se arranca automáticamente, de manera casi imperceptible, a fin de generar la energía eléctrica necesaria para continuar el viaje.

Y esa característica, la cual según todos los reportes es casi invisible para el usuario, es lo que hace que el Chevrolet Volt sea un vehículo realmente práctico. Si ocurre una emergencia o una desviación de la rutina, el conductor no tiene que sufrir la ansiedad de no saber si regresa a su casa con la carga remanente puesto que basta cualquier estación de gasolina para satisfacer las necesidades energéticas de un Volt con la batería descargada.

Claro que esta maravilla no es gratis. En los Estados Unidos, un Volt tiene un precio básico de $41,000, lo cual puede ser compensado con un crédito al impuesto sobre la renta federal de hasta $7500, el cual es otorgado por el gobierno como un incentivo a la compra de un vehículo híbrido ó eléctrico. Esto, sin embargo, representa una considerable inversión, muy por encima de los vehículos preferidos por las masas, como el Toyota Corolla ó el Honda Civic, los cuales no cuestan más de $20,000 en ese país.

Así que mientras la tecnología de almacenamiento eléctrico no avance hasta el punto en que la autonomía y el precio de un vehículo eléctrico sea comparable a la de un auto propulsado por un combustible originado en los restos de los dinosaurios, el Volt y otros vehículos como él, que seguramente pronto aparecerán, son el compromiso perfecto para los ambientalistas que quieren declarar su amor por la naturaleza al tiempo que satisfacen sus necesidades de transporte.

Y para los ingenieros, como yo, el Volt es un triunfo de la tecnología, una muestra del poder creador de la imaginación del hombre, que le permite trascender a las limitaciones de su naturaleza original y aspirar a un mejor futuro.


Share on Facebook

Tuesday, October 5, 2010

Revisando mis archivos...


Revisando mis archivos me encontré este discurso que escribí para la inauguración de la sala de ventas de Jaguar en Puerto Rico, en mayo de 2000. Uno de los buenos recuerdos de mi trabajo de más de 20 años con la Gran Petrolera y un buen recuerdo de uno de mis mejores jefes, así como una memoria agradable de mis tres años como "expat" en Puerto Rico. La foto que acompaña me la tomaron ese día.

Buenas tardes.

Agradezco a Ralph y a Jaime la oportunidad que me dan de dirigirme a ustedes esta noche, oportunidad que voy a aprovechar para hablarles del desafío que representa el desarrollar un producto como Havoline Energy y el desafío mayor que representa el mejorar un producto como Havoline Energy.

Yo creo que es claro, para todos nosotros, que la sociedad actual se enfrenta al tremendo reto de conservar y proteger el medio ambiente. Y ese reto representa, al mismo tiempo, conservar los limitados recursos naturales de los que disponemos. Con esta premisa, en 1992, nos dimos cuenta, en Texaco, de la necesidad de desarrollar, en colaboración con los fabricantes de automóviles, un aceite de motor que contribuyese a las necesidades, de ese momento y del futuro, en el sentido de reducir las emisiones de gases como el CO2, que es uno de los contribuyentes al efecto de invernadero y el calentamiento global; y de reducir el consumo de gasolina, que está relacionado también con las emisiones de CO2. Surge la inquietud, naturalmente, de cómo el aceite puede influir en estos factores. Para entender esto pongámonos por un momento en los zapatos del fabricante del motor del automóvil. Para él, el aceite lubricante es un componente más del motor, un elemento que tiene fricción y que requiere de potencia para ser bombeado por el interior de ese mecanismo. Sin embargo, a diferencia de otros componentes del motor, el aceite puede ser reemplazado con relativa facilidad; es cuestión únicamente de remover un tapón y un filtro, drenarlo y colocar aceite nuevo. Por otra parte, los dispositivos del motor que pueden reducir las emisiones de gases dañinos a la atmósfera, tales como catalizadores y sistemas especiales de inyección de combustible, son extremadamente costosos en su desarrollo, en términos tanto de tiempo como de dinero. Desde esa perspectiva, el desarrollo de un aceite lubricante, con mejores características de fricción (léase, con menos fricción interna) y que sea, por lo mismo, más fácil de bombear y consuma menos potencia durante la operación del motor, se vuelve sumamente atractiva, especialmente por el hecho de que el desarrollo lo paga el fabricante del aceite y no el fabricante del vehículo.

Este aceite que se pretendía desarrollar, en 1992, tenía que cumplir con varias restricciones: reducir más la fricción que un aceite convencional; ser más fácil de bombear, lo que implica un lubricante de baja viscosidad; pero al mismo tiempo proteger de igual manera o mejor a todos los componentes del motor contra el desgaste y la acumulación de depósitos; en pocas palabras, cumplir con todos los requisitos de rendimiento de los motores existentes en ese momento y en el futuro cercano mientras que debía permitir reducir el consumo de energía dentro del motor y, por lo tanto, ahorrar combustible y reducir las emisiones de gases. Por si esto fuera poco, tenía también que ser un producto relativamente económico, lo que inmediatamente descartó el uso de costosos fluidos sintéticos.

El equipo de investigación y desarrollo de Texaco en Gent, Bélgica, utilizó aceites bases minerales no convencionales, de los llamados Grupo III y un paquete de aditivos único, para formular el producto Havoline Formula 3 Energy 5W30. Inicialmente, se vendió únicamente a los fabricantes de vehículos europeos, para llenado en fábrica. Y tengo que decirles que Texaco tuvo un éxito extraordinario y difícil de igualar en el negocio de llenado en fábrica en Europa. Hubo un momento, entre 1996 y 1997, en que el 100% de los fabricantes de vehículos europeos usaban Havoline Formula 3 Energy en sus vehículos nuevos. Hablamos de marcas como Jaguar, Ford, Rover, Mercedes Benz, BMW, Volkswagen, Volvo, Renault, etc. Aún más, algunos de los fabricantes reescribieron sus requerimientos para aceite de llenado en fábrica alrededor de las características de Havoline Formula 3 Energy 5W30. Está de más decir que la introducción del Havoline Energy en los mercados europeos y asiáticos ha sido un éxito resonante. Se han realizado un sinnúmero de pruebas, por organizaciones independientes de Texaco, que han comprobado la capacidad de Havoline Energy para reducir el consumo de combustible. Ejemplos: en España, el Ministerio de Industria comprobó alrededor de 6% de economía de combustible, comparado con un aceite convencional; en Tailandia, la Universidad de Tecnología Thonburi del rey Mongkut comprobó entre un 3 y un 6% de economía, dependiendo del vehículo; en China, el Ministerio de comunicaciones comprobó un 2% de incremento de economía de combustible comparado con un aceite sintético; y lo mismo en Australia, Sudáfrica, Malasia, etc. Si todos los vehículos que circulan en Puerto Rico utilizasen Havoline Energy y lográsemos conseguir al menos un 3% de economía de combustible en cada uno de ellos, eso equivaldría a 38 millones de galones al año o alrededor de 50 millones de dólares en ahorros por consumo de combustible.

Y no hemos hablado del intervalo de cambio. La economía de combustible se mantiene durante toda la vida del aceite, que puede ser fácilmente de 6,000 millas entre cambios.

¿Qué nos depara el futuro? Esperamos tener un nuevo producto para fines de este año, para ser utilizado en los vehículos de modelo 2001. La industria automovilística está modificando las especificaciones para los aceites de motor este año y, obviamente, el Havoline Energy de nueva generación deberá cumplir con todos los requerimientos de los fabricantes. Adicionalmente, se espera mejorar la economía de combustible y extender el período de cambio; se habla de la capacidad de llegar a 20,000 millas entre cambios de aceite, aunque es poco probable que los fabricantes recomienden intervalos de cambio tan largos.

Con todo esto, pretendo mostrarles el compromiso de Texaco con sus clientes y con el medio ambiente. Recuerden que hay tres formas de conservación: reutilizar, reciclar y reducir. No vamos a hablar hoy de reutilizar y reciclar pero sí de reducir: reducir el consumo de combustible, a través de un aceite lubricante conservador de energía y reducir el uso de lubricante, a través de un intervalo de cambio más largo. Todo esto sin sacrificar, en lo más mínimo, la protección de los componentes del motor. Esta es la base de nuestro compromiso y de nuestro liderazgo tecnológico en la industria, con productos como Havoline Energy. Muchas gracias.


Share on Facebook

Sunday, October 3, 2010

¿Dogmatismo en el movimiento libertario?

En las últimas semanas y meses se me ha hecho cada vez más incómoda la postura de algunos de mis amigos libertarios en cuanto a algunas situaciones que, para mí, son evidentes y que ellos insisten en negar.

Esta incomodidad no cambia mi postura libertaria en lo absoluto; sigo pensando que el gobierno es un "mal necesario" y resiento cualquier intervención de las autoridades que afecta mis derechos y libertades. Lo que no quiero es tomar esa postura como un extremo dogmático y decir que el gobierno no debe intervenir en ninguna de mis actividades...

El tema que ha motivado la mencionada incomodidad es el del cambio climático. Cualquiera que esté sujeto a los derrumbes en las carreteras y otras consecuencias de estas continuas lluvias durante los últimos meses, que han trastornado completamente mis rutinas e interferido con mi amada libertad de locomoción (sin mencionar el costo en términos de sufrimiento humano), no ve mucho problema en aceptar el hecho de que experimentamos cambios en el clima. Más importante que el temporal, porque temporales hemos tenido en el pasado, es el cambio en los patrones de temperatura de los oceanos. La formación de tormentas tropicales al sur de las costas de México es algo inaudito. Y si nos vamos a buscar otras pruebas de cambio climáticos, podemos referirnos a los estudios de avanzada de las compañías petroleras, que ya están pensando en comenzar a explorar en el oceano Ártico, en vista del retroceso del casquete polar.

Así que, desde mi punto de vista, el querer negar el cambio climático, llámesele calentamiento global o como sea, es similar a la negación del Holocausto o del VIH como vector del SIDA. Sin embargo, organizaciones libertarias como el Cato Institute, rehusan aceptar el cambio climático y muchos de mis conocidos y amigos libertarios siguen esa corriente.

La preponderancia de la evidencia científica es a favor del cambio climático, con una fuerte probabilidad de que sea de origen antropogénico. Y me siento cómodo expresando esa postura sin ser admirador ni seguidor de don Al Gore.

Desafortunadamente, en el caso del cambio climático, no hay otro actor que los gobiernos para regular las actividades humanas que pudieran influenciar el aumento de los gases de invernadero. Pensar que el mercado va a resolver este problema y todos los demás y que las personas, de su libre voluntad, van a actuar en unísono para el bien común es similar a pensar que el comunismo funciona porque los humanos son tan bondadosos que todos van a trabajar aunque no se les pague porque "algunos necesitan de su ayuda".

Y todos sabemos que una de las causas del fracaso del comunismo fue la extremadamente baja productividad del sistema económico donde, en las palabras de los mismos afectados, "nosotros hacemos como que trabajamos y ellos hacen como que nos pagan".

El pretender dejar en las manos de la gente la realización de metas conducentes al bien común es una ilusión. En eso, tanto los libertarios como los objetivistas estarán de acuerdo conmigo, porque los seres humanos somos muy egoístas y actuamos únicamente en función de nuestros intereses particulares.

No se piense que yo también me estoy engañando pensando que los políticos que manejan el o los gobiernos son también benevolentes... ese es un problema adicional que tenemos que afrontar los votantes.


Share on Facebook

Monday, June 28, 2010

Los ambientalistas y los "verdes"

Turbina de viento. Imagen de Wikipedia Commons.

Hace algunos dias escribí sobre mis experiencias con la Gran Petrolera. Qué me iba a imaginar que mis comentarios molestarían a un amigo quién escribió un comentario que reproduzco a continuación (traducción muy libre):

"Así que los verdes, eh? No crees que es un poco grosero? Los idealistas son idiotas hasta que sus ideas toman fuerza, después de eso son visionarios. No antes.

Las fuentes de energía alterna no funcionan? Diantres, allí es donde estaremos de acuerdo en estar en desacuerdo (con eso que yo soy un ingeniero en turbinas de viendo y todo).

El petróleo es únicamente la forma más barata ECONÓMICANTE de producir energía: es sucio, químicamente peligroso, afecto a explosiones y su principal daño es al ambiente, el cual está destruyendo IRREPARABLEMENTE. Además, no es renovable.

No quiero vivir como si fuera de la última generación en usar la Tierra y ni siquiera tengo hijos, como tú.

En fin, como dije antes, este es un punto donde tendremos que estar de acuerdo en no estar de acuerdo. Tengo un TREMENTO respeto por tí y es por ese respecto que me animo a contestar; yo sé que eres una persona racional que no me arrinconará solo porque pienso diferente en ciertos temas.

En cualquier caso, la mejor suerte en tus nuevas empresas. Todo lo mejor a tí y tu familia. ^__^

Saludos,

-Arc"

Yo también tengo a Arc en el más alto de los aprecios y su comentario me da un punto de apoyo para hablar de ciertas ideas que he tenido dando vueltas en mi cabeza.

Primero, el uso de la palabra "verde" no es casual - es deliberado. Ciertamente no soy muy diplomático cuando trato con gente prejuiciada o deshonesta y encuentro muchos de esos en el movimiento "verde".

Antes de seguir, quiero aclarar que estoy 100% de acuerdo en preservar el medio ambiente, tanto como es posible reconciliar la preservación con el desarrollo económico requerido por la gente pobre y los países en desarrollo. Yo creo que toda la vida es invaluable y mientras no puedo aceptar la matanza de un sólo mamífero marino más, por ejemplo, también creo que la vida de ciertos miembros de una abundante especie de mamíferos terrestres de dos patas es también importante de preservar.

Sin embargo, los verdes a los que me refiero son gente que usa el estandarte del movimiento ambientalista con el objeto de perseguir sus agendas perversas, las cuales parecen no incluir el bienestar de muchos de esos mamíferos terrestres de dos patas. Realmente no entiendo cual es la agenda de esa gente si es que hay alguna: me parece que muchos de esos infames personajes están en el juego únicamente por su provecho personal.

Y son deshonestos. Yo estaba escandalizado el año pasado cuando un bien conocido (en mi país) obispo católico convocó a una conferencia de prensa para presentar sus hallazgos después de conducir análisis del agua en la cercanía de una mina de oro. Acusó a la compañía minera de envenenar el río con "metales pesados". ¿Qué metales pesados? Aluminio, silicio y magnesio.... algunos de los elementos más abundantes de la corteza terrestre.

Así que reitero mi uso de la palabra "verde". Yo soy un ambientalista, un defensor de la conservación pero no de la pobreza y el hambre para aquellos que podrían aprovechar un buen trabajo en una mina de oro - siempre que la mina cumpla con buenas normas y prácticas medio-ambientales.

En cuanto a energía renovable, como mencioné antes, estoy convencido de la necesidad de desarrollar fuentes renovables y alternas de energía. Sin embargo, no creo que ya están todas listas para su uso a gran escala.

Mi buen amigo Arc dice que él es un ingeniero en turbinas de viento. Bonito trabajo. A mí me gustan las turbinas de viendo. Son una de las tecnologías más maduras para fuentes de energía alterna/renovable. Sin embargo, tienen dos desventajas:

1) En términos generales, no son buenas para proveer generación de base, pues el viendo no siembre sopla como y cuando se le necesita, y 2) No son tan confiables, todavía.

En mi nota, traté de indicar que la energía alterna se desarrollaría en algún momento más adelante en este siglo. La energía eólica es un buen ejemplo. Ya hay compañías trabajando en hacer las turbinas de viento más confiables, utilizando un enlace directo entre la hélice y el generador y evitando esas molestas cajas de engranajes, tan difíciles de mantener. Sí, las Grandes Petroleras sufrirán al no poder vender lubricantes a las turbinas (si usan el enlace directo) pero yo aplaudo la idea puesto que la caja de engranajes es el eslabón más débil en esta cadena de transmisión de potencia.

Y, tengo que decirlo, la energía eólica es también atacada por el movimiento verde. Las hélices de las turbinas matan aves migratorias y los diferenciales de presión entre un lado y el otro de las hélices matan a los murciélagos. Yo simpatizo con las aves y los murciélagos pero también creo que se pueden encontrar buenas localidades para las necesarias granjas eólicas, donde harán el mínimo daño a la fauna voladora.

Lo que no quiere decir que todos estos animales sobrevivirán. Pero hay que ceder terreno en una negociación, verdad? Lo que, me traería de vuelta a la mina de oro...

Así que, amigo Arc, no estamos en desacuerdo para nada. Estamos en el más violento y rabioso acuerdo. Pero todo es un asunto de balancear los pros y los contras y llegar a la mejor solución para todos: mamíferos marinos, fauna voladora y esos insípidos mamíferos terrestres de dos patas, que los verdes no parecen considerar meritorios de ninguna conservación.

/div>Share on Facebook

Wednesday, June 23, 2010

El fin de una era (para mí...)

Yo, impartiendo una charla a clientes, hace casi 20 años... Mis jefes, observando...

El día de ayer, después de 20.6 años de trabajar con la Gran Petrolera (Big Oil), mi relación laboral llegó a su fin.

20.6 años son muchos. Como le digo a mis hijos, ellos nunca me vieron trabajar para otro patrono. La personalidad de uno se hace sinónima con la de la empresa y los amigos y familiares piensan en uno cuando ven el logo de la compañía y viceversa - a veces pienso que la famosa estrella ya está grabada en mi frente...

Recuerdo hace 20 y pico de años, cuando yo estaba necesitado de trabajo y busqué en muchas partes... la misma historia de cómo comencé a trabajar con la Gran Petrolera es interesante. Pero en ese tiempo, aún con mis ideales de juventud, pensaba que yo no podía trabajar con la cervecería o la licorera - no estoy de acuerdo con el exceso en la bebida que esas compañías parecen promover. Tampoco quería trabajar con las tabacaleras, las que me llamaron a entrevista. Me parecía inmoral trabajar en producir un producto que produce enfermedad y muerte. Pero la industria del petróleo, a pesar de que hace veinte años tampoco tenía la imagen más verde posible, no me parecía mal. Además, yo siempre he vendido lubricantes. Aún en ese tiempo. Nadie parece darse cuenta pero, ¿quién puede vivir sin los lubricantes? (De hecho, incluso la reproducción sería difícil...)

En fin, la Gran Petrolera me contrató en el momento más difícil para mí, recién casado y con un hijo en camino, viendo las vitrinas de los almacenes llenos de ropita de bebé y cosas que no podía comprar. Y, con el tiempo, me dió para criar y educar a mis hijos, darles de comer y vestir, en fin una buena vida - todo por lo que le estoy muy agradecido.

Además, me dió la oportunidad de aprender a manejar un negocio con el dinero de otros. Cometí errores que le costaron dinero a la compañía. Me dijeron "no lo hagás otra vez" y seguí adelante. Aprendí cuántas cosas... no creo que mucha gente (ciertamente no más de diez personas) en Guatemala saben tanto de lubricantes como yo. Y conocí muchas personas importantes, algunas de las cuales hoy me ofrecen empleo... Y conocí muchos lugares, en Guatemala y otras partes del mundo, que nunca hubiera visitado si no hubiese sido por el trabajo. Todo lo cual ha contribuído ha enriquecer mi vida de una manera increíble.

No puedo dejar de mencionar la oportunidad de trabajar con tantos colegas talentosos y algunos jefes extraordinarios (siempre pienso en Ralph cuando pienso en buenos jefes). Muchos amigos, muchos colegas, muchos clientes y conocidos, relaciones que espero poder continuar aún cuando ya no estoy más con la compañía.

Una gran experiencia. No cambiaría esos 20.6 años por nada. Y, defiendo a las Grandes Petroleras (Big Oil). Es cierto que BP ha arruinado mucho la imagen de la industria con esta tremenda c*g*da que hicieron en el Golfo (decir que es tamaño dinosaurio es poco) pero la industria en general no es irresponsable, a pesar de lo mucho que protestan y acusan los verdes.

Y hay mucho que decir de la dependencia de nuestra civilización del petróleo. Hace algunas semanas un columnista local hacía una apología de las fuentes alternas de energía. Todo muy bien excepto que no funcionan. (Todavía). La fuente más barata de energía de que disponemos al momento es el petróleo y eso no está cambiando en los próximos 20 años. Quizá en 50.

Mientras tanto, deseo muchos éxitos a mis amigos y colegas trabajando para las Grandes Petroleras (Big Oil) y a las compañías también, porque el éxito de las compañías conlleva el éxito de su personal.

Share on Facebook

Thursday, April 1, 2010

La propaganda de Daniel - parte II



Ya hace varios días que regresé de mi segundo viaje (del mes) a Nicaragua y me faltan algunas fotos por compartir, todavía.

En la primera, la de arriba, me llama la atención como Daniel aprovecha la religión cristiana para su propaganda... no creo que él, por ser de formación marxista-leninista (aunque ya bien templado por el capitalismo desde que es empresario), sea muy cristiano que se diga...

En la segunda (abajo) se nota la proliferación de estos rótulos rosados. Realmente están por todas partes en Managua... Imposible no verlos.

Según me dicen mis amigos nicaragüenses, la agencia de publicidad al servicio del gobierno es dirigida por un hijo de Daniel. Claro está, si alguien va a hacer la publicidad ¿por qué no dejarlo en familia?






Share on Facebook

Thursday, March 11, 2010

Desde Nicaragua - la propaganda de Daniel


Cuando visito Managua, me fascina (en el sentido correcto de la palabra) ver la abundancia de propaganda del gobierno de Daniel con vallas rosadas como la que aparece en la foto. Es realmente un fenómeno fascinante

La familia de Daniel Ortega maneja la agencia de publicidad que pone estas vallas. Este gobierno gasta una gran cantidad de dinero en este tipo de propaganda así que, naturalmente, hay que aprovechar. Alguien tiene qué hacer el trabajo, ¿no es así?

La foto la tomé yo en una esquina de Managua y está disponible para uso según Licencia Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Guatemala



Share on Facebook

Saturday, February 27, 2010

¿La pobreza se combate con la igualdad?


Los héroes del comunismo: Marx, Engels, Lenin, Stalin y Mao. La leyenda dice "Trabajo para la gente" (escrito por Mao). Imagen de Wikipedia Commons.

En mi nota anterior introduje el concepto del coeficiente de Gini, que mide la "desigualdad" entre los ingresos de los más pobres y los más ricos. El valor mínimo posible del coeficiente de Gini es cero (0) lo que quiere decir que el porcentaje de habitantes más ricos de un país es exactamente igual que el de los habitantes más pobres y la clase media está completamente a mitad de camino. En otras palabras y poniendo un ejemplo, si los habitantes más pobres de un país tienen un ingreso anual de 0 y los habitantes más ricos un ingreso anual de 100, los habitantes de verdadera clase media tendrían un ingreso anual de 50 (y serían muy pocos, nada más que el 1%).

Un coeficiente de Gini igual a 0, por lo tanto, no implica que no existe la pobreza ya que lo que mide es únicamente la diferencia entre los que más ingresos tienen y los que menos ingresos tienen. Como referencia, el índice de Gini de Guatemala es de 55.1 (que es relativamente alto), el de Estados Unidos es de 40.8 y el de la China Popular es de 46.9. (Datos de Wikipedia).

La historia de la China en el siglo XX es un ejemplo interesante de lo malo que es el coeficiente de Gini como medida de la pobreza. El dictador Mao Tse-Tung ó Mao Zedong intentó que el pueblo chino alcanzara la igualdad. Con resultados desastrosos.

Durante la dictadura de Mao (1949-1976) el énfasis fue en hacer que todos los chinos fueran iguales. Incluso la vestimenta se estandarizó de modo que nadie iba vestido de otro color que no fuera azul, verde o gris, en dos estilos: el Junbianfu, que era como un uniforme militar, y el Zhongshangzhuang, que es un traje de cuello cerrado, que era el que normalmente vestía Mao.

Como mencioné anteriormente, el resultado de la gestión de Mao fue desastroso. En 1900, el ingreso per cápita de la China era de únicamente US$634/año. En 1949, al ascender Mao al poder tras una sangrienta guerra, había descendido a US$430. Como resultado del primer plan de cinco años, el ingreso subió a US$622 en 1958 únicamente para caer a US$566 en 1964 después del "gran salto adelante", el cual es reconocido ampliamente en China como un "gran salto atrás". A la muerte de Mao, el ingreso per cápita era únicamente de US$710/año. (Referencia: Gapminder)

Antes que alguien diga que Mao logró incrementar el ingreso per cápita de $430 a $710, hay que tomar en cuenta que el poder adquisitivo de un dólar de 1949 no es el mismo de un dólar de 1976. Ajustando por la devaluación, el chino promedio debiera haber tenido un ingreso de alrededor de US$1000 al año, lo que en realidad indica que durante la dictadura de Mao los chinos en realidad perdieron alrededor del 30% de su ingreso per cápita. Dicho de otra manera, el chino promedio era 30% más pobre en 1976 que en 1949, mayormente por obra de su gran líder.

¿Y el índice de Gini? En 1980, apenas 4 años después de la muerte de Mao, era de 0.16. Mao logró que todos los chinos fueran iguales. Todos igual de pobres.

Durante la Revolución Cultural de Mao, mucha gente se suicidó debido al terrible golpe sufrido por la sociedad y la cultura tradicional china debido a las políticas del gobierno comunista. Se dice que cuando le informaron a Mao de la gran cantidad de suicidios, el comentario de él fue "No traten de salvar a los suicidas - la China es un país muy poblado y podemos vivir sin unas cuantas personas..." Obviamente, el pensar que todos los ciudadanos son exactamente iguales conduce a creer que si unos cuantos miles mueren no se ha perdido nada. Esto no reconoce la individualidad del ser humano y la riqueza que provee la diversidad. Una riqueza que no se ve reflejada en ningún coeficiente, de Gini o de cualquier otro.








Share on Facebook

Saturday, February 13, 2010

El coeficiente de Gini


Mapa del mundo según el coeficiente de Gini. Fuente - Wikipedia Commons

El coeficiente de Gini se utiliza comúnmente como una medida de la "desigualdad" en términos de ingreso o riqueza. Mientras más alto sea el número, más alta la disparidad entre lso ingresos de los "ricos" y los "pobres".

El mapa arriba muestra el coeficiente de Gini para los países del mundo. Es interesante ver que hay países, como los escancandinavos, en los que el coeficiente es bastante bajo, mientras que en países considerados tradicionalmente ricos, como los Estados Unidos, el coeficiente es un poco menor que en nuestros países pobres de Centro América.

¿Quiere decir eso que se debe reducir el coeficiente de Gini (hacer que todos sean más "iguales" en ingresos) para reducir la pobreza?

¿Cual es la respuesta correcta?

Es NO. Ya hubo alguien que lo intentó y los resultados fueron desastrosos. Queda la historia para el próximo "post".







Share on Facebook

Sunday, February 7, 2010

Exportando la revolución


El día de hoy recibí un correo de uno de mis amigos venezolanos con esta foto, de un cuarto de aceite de PDVSA, de venta en el Salvador a través de Alba Petróleos.

Mi amigo pregunta si esto es posible y si es cierto. La triste realidad es que sí, es posible y es cierto.

Todo el mundo sabe que, aparte de los horribles conflictos internos de ARENA, la razón del triunfo del FMLN en las elecciones recién pasadas en El Salvador fue el apoyo económico de Chávez, a través de Alba Petróleos y Danielito Ortega, quien ha hecho pingües ganancias intermediando entre los Albas y PDVSA.

Además del combustible diesel, el trato incluía la venta de lubricantes de PDVSA , los cuales se encuentran envasados de la manera que se muestra en la foto. Sin ninguna vergüenza, Chavez indica su apoyo al FMLN en la etiqueta de los envases.

Lo que es increíble de todo este asunto es que PDVSA esté desperdiciando su magra producción de lubricantes en exportar la revolución Chavista/Fidelista. Hace 10 años, PDVSA exportaba aceites básicos a toda Sudamérica y parte de Centro América. Hoy, gracias a la ineptitud del gobierno chavista y los burrócratas que mal-administran la empresa, PDVSA no puede ni siquiera suplir la demanda interna de aceites básicos para producir lubricantes y el gobierno chavista, a regañadientes, tiene que estar dando permisos de importación de lubricantes para que los venezolanos puedan cambiar aceite a sus vehículos. A pesar de no tener producto para vender en el mercado interno, PDVSA exporta de lo poco que tiene para apoyar las ambiciones del comandante.

Ninguna sorpresa en esto - el comandante usa a PDVSA a su sabor y antojo, sin preocuparse del bienestar de los venezolanos. De hecho, el payaso Zelaya estuvo volando por todas las Américas en un avión de PDVSA que fue puesto a su servicio por su "jefecito".

En fin, como nadie sabe para quién trabaja... El presidente Funes ha hecho ya clara su divergencia de la línea dura de los comandantes del FMLN y se rehúsa a seguir los lineamientos de la dirigencia FMLN-ista. Más bien, los diputados de ARENA en el congreso salvadoreño son sus aliados ahora, mientras que la bancada del FMLN ha hecho claro que bloqueará cualquier iniciativa de ley que salga del Ejecutivo.

Tiempos interesantes... Lo malo es que la antigua frase china "Que vivas en tiempos interesantes" en realidad era una maldición...





Share on Facebook

Saturday, February 6, 2010

Sobre la pobreza...

El día de hoy mi esposa sacó unos cuadritos que compré hace varios años a una artista en Tortola, Islas Vírgenes Británicas (BVI). Me recordé de la conversación con la señora que pintó los cuadros. Ella es una gringa que hace unas acuarelas muy bonitas y las estaba vendiendo en el hotel donde almorzamos. Me preguntó de donde era (mi acento me delata) y le conté que de Guatemala. Lo cual le interesó mucho.

De alguna manera hablamos de la pobreza durante esa conversación que habrá durado unos 15 minutos. Ella me dió ejemplos de pobreza que había visto en sus viajes (muy limitados, por cierto) y yo le pude contar el peor caso del que conocía.

Y era este, que les relataré a continuación.

En uno de tantos viajes por trabajo en el interior del país, tuve la oportunidad de conocer el famoso campamento de Rubelsalto, donde se inició la explotación petrolera en el país hace ya muchos años. (Al contrario de lo que dice la Magalí Rey Rosa y demás eco-histéricos, no ví ningún tipo de contaminación ambiental). Estuvimos allí un par de días haciendo un trabajo relacionado con la compañía que me emplea desde hace ya 20 años.

La mañana del segundo día de nuestra estadía, salimos del campamento con la persona que nos estaba atendiendo, en un pick up. Al pasar por la garita, ví pasar un individuo joven, en sus treintas y a unos 5 pasos detrás de él, una niña de unos 14 ó 15 años. Le pregunté al señor que nos llevaba quién era ese individuo. Él volteó a verlo y me dijo "Ese es el médico del campamento". "Y la patoja?" le dije yo. De nuevo el hombre volteó y me dijo "ah, será alguna su novia". Me llamó la atención porque la niña era realmente jovencita y mi comentario fue "ah, le gustan jovencitas... seguramente les dará dinero o algo..." Para mi sorpresa, mi guía se rió y me contestó "Ay ingeniero, usted en las que está... a estas niñas no hay que darles dinero, con que uno se los enseñe es suficiente!"

Las lágrimas asomaron a los ojos de la artista cuando yo le conté mi historia. Y es que suena a chiste, pero no lo es. Todavía me duele el corazón igual que el día que ese trabajador del campamento petrolero me dió la receta para conseguir mujer en lo más agreste del departamento del Quiché. En esos lugares, la gente vive con menos de 10 quetzales al día y la sola promesa de una buena comida y algún regalito bastan para venderle el alma al diablo.

Esa es aún la verdad de la pobreza en muchas partes del mundo. Y el reto que tenemos todos es encontrar la forma de erradicar esa pobreza de una manera permanente. Y mejor si es pronto. Todos estamos pagando un precio muy alto por esa pobreza. No solo los pobres...






Share on Facebook

Wednesday, February 3, 2010

La tragedia de Haití: lo caro que es ser pobre


Niño en Cité Soleil - un barrio pobre en Port-au-Prince, cerca del aeropuerto. Foto de Wikipedia Commons
Siempre se comenta cómo en las tragedias debidas a desastres naturales, sean éstos huracanes, terremotos o tsunamis, los más pobres son siempre los más afectados. Según Wikipedia el huracán Katrina causó en los Estados Unidos sólamente 2541 víctimas fatales (entre muertos y desaparecidos). El terremoto en Haití ha causado, según las últimas noticias, más de 200,000 muertos. He visitado Port-au-Prince varías veces y de mi conocimiento del lugar, no me parece que Katrina hubiese sido mucho más benigna... ¡quién sabe cuanta gente hubiera muerto por los deslaves e inundaciones!

2500 contra 200,000. Siempre son los más pobres.

Si bien morir es barato y fácil para los pobres, la sobrevivencia diaria es una odisea. Hace algunos meses mostraron en un reportaje de la Prensa Libre cómo los haitianos comían lodo - literalmente, hacen galletas de lodo para calmar los efectos del hambre. Lo más triste es que es un negocio hacer y vender las dichosas galletas. Así que comen lodo y tienen que pagar por él.

Y todo es caro - cuando se compra en pequeñas cantidades todo es muy caro. Mucha gente no me cree esto, pero es cierto: en Haití se puede comprar un (1) fósforo - no una cajita de cerillos ni un sobrecito de fósforos sino un (1) pinche fosforito. ¿A cómo saldrá el sobre completo o la caja completa? Imaginaba yo, en mi horror al conocer de esta práctica de vender un (1) pinche fosforito qué pasaba con ese pobre niño haitiano que compra el fosforito (uno) en la tienda de la esquina, con su último céntimo de gourde, y corre a prender el fuego para calentar agua y el fosforito se apaga antes de poder iniciar las brasas! ¡Qué tragedia!

¿Y cuál es la razón de tanta pobreza? Al fin y al cabo, Haití y la República Dominicana comparten la misma isla, así que no es falta de recursos naturales puesto que la RD es un país muchísimo, infinitamente más próspero; tanto así, que el problema de la RD es la gran cantidad de haitianos ilegales que tratan de ganarse el sustento en los campos y la construcción de casas, por no mencionar los lupanares de mala muerte y los semáforos...

Tampoco es la supuesta "explotación del pueblo por los ricos" como seguramente dirán la Margarita Carrera y todo su séquito de columnistas comunistoides y trasnochados. De hecho, en Haití al momento del terremoto quedaban casi sólo dos "clases" de gente: los muy ricos, que no les importa nada porque tienen de todo incluyendo casas en Miami y Santo Domingo y salen volando al menor indicio de problemas, y los muy pobres, que no saben ni hablar francés ni leer ni hacer nada y no consiguen trabajo por la misma razón. (Los que creen que en Haití se habla francés lo hacen porque nunca han visitado el lugar - la gente habla un patois local, el creole, que es una mezcla increíble, por no decir otra cosa, de inglés con francés con español con quién sabe qué - algo así como el medio hombre medio oso medio cerdo de South Park). La clase media, la gente educada y trabajadora, que sí sabe francés y en su mayoría también hablan inglés y/o español, ya hace rato que emigró y dejaron el país completamente libre de talento local.

Así que los ricos se quedaron y sí, se hacen más ricos haciendo negocios con los pobres pero, al fin, les proveen trabajo en las fábricas y almacenes y les proporcionan los artículos esenciales para vivir, que si no fuera por ellos, no serían importados al país. (En Haití no se produce casi nada).

Una verdadera tragedia. Haití, un lugar que podría ser paradisíaco y un ejemplo para los países negros y africanos (fue la primera nación negra independiente en 1804) pero que ha degenerado en un lugar triste, pobre y sucio, un desastre medio-ambiental y una vergüenza para las élites intelectuales de origen africano. (Y digo esto con el completo acuerdo de mis amigos haitianos con los que he discutido el tema).

Falta ver si los miles de millones de dólares de ayuda que están fluyendo ahora mismo al país, sumido en la más total devastación por el terremoto, realmente ayudan a la construcción, que no será reconstrucción en realidad, de ese lugar cuya gente sí se merece un futuro mejor pero que, por los azares de la historia y la política, se la pasa comiendo lodo.





Share on Facebook

Thursday, January 14, 2010

Terremoto en Haiti

Imagen de CNN


Qué tristeza que los más pobres sufren más con los desastres naturales. Como si no fuera suficiente la pobreza en Haití, la destrucción por el terremoto es avasalladora y se habla de 100,000 muertos.

Y, los buitres ya están saliendo. Para añadir sal a la herida, Pat Robertson, del Club 700 Inc., está diciendo que este terremoto es castigo por "hacer un pacto con el diablo".

Mis pensamientos y buenos deseos con mis amigos haitianos Frantz, Francoise, Marie-France, Gilbert - todavía no tengo noticias de todos ellos.






Share on Facebook

Monday, January 4, 2010

Los efectos nocivos del fundamentalismo

Hace algunos días me ví envuelto en una discusión, como cosa rara, sobre el tema de los mercaderes de la fe (léase la Corporación Cash, la Frater S.A. y similares). Si bien el consenso en la mesa era que los pastores obtienen pingües ganancias y esa es la motivación principal para la multiplicación de estas congregaciones, y el problema no son los fieles sino los dirigentes, la impresión general era también, que el efecto general de estas congregaciones en los fieles es beneficioso.

Nada más lejos de la verdad cuando se habla de las sectas fundamentalistas.

Sin entrar al tema del creacionismo y demás estupideces que ya discutí en un post anterior, se me vinieron a la mente dos efectos negativos de estas sectas fundamentalistas sobre sus fieles:

1) Eliminación de la responsabilidad personal. He discutido con gente que dice que no importa a qué autoridades elijamos o qué hagamos, la situación va a ser la misma puesto que la violencia y problemas sociales que vemos a nuestro alrededor "están en la biblia" y son "signos de los tiempos finales".

Quisiera que me citaran el libro y versículo donde está eso de los tiempos finales porque no lo encuentro. Pero el problema principal es que, si no podemos hacer nada pues no hacemos nada y dejamos que todo se deteriore, si no podemos influenciar los hechos. Precisamente cuando más se necesita de la participación ciudadana y de la responsabilidad que todos tenemos por la situación nuestra y de nuestra familia y amigos.

2) Falta de perspectiva de largo plazo. Como dice mi amigo Luisfi, vivimos en un país que aún está en construcción y esa construcción llevará décadas si no siglos. El problema es que si nos suscribimos a la idea de que estos son "los tiempos finales" entonces no vale la pena que planeemos a largo plazo ni efectuemos las acciones conducentes a una política de crecimiento sostenible con una perspectiva de décadas.

La "iglesia de Jerusalén" de la que tanto hablan los comunisto-cristianos como un ejemplo de sociedad perfecta era, precisamente, un proyecto de corto plazo. La segunda venida de Cristo era inminente (al igual que ahora, 2000 años más tarde) y los miembros de esta sinagoga judía, porque no era una iglesia cristiana, sólo estaban sosteniendo la peña mientras llegaba el momento de partir al otro lado.

Ninguno de ellos pensó en esperar años y décadas. Como, desafortunadamente, tampoco lo hace ya más de la mitad de la población de nuestro país.




Share on Facebook