Monday, December 27, 2010

Querido Santa Claus:

Te preguntarás por qué te estoy escribiendo tan tarde después de la navidad. La razón es simple: quería que terminaras tu trabajo repartiendo todos los regalos que te pidió la gente este año, para que tuvieras un poco de tiempo y contemplaras mi solicitud.

Ya sé que hace varios años que no te escribo, a pesar de lo cual me has enviado fabulosos regalos todos los años, lo cual te agradezco mucho. Muy listo de tu parte, enlistar la ayuda de mi familia y amigos para que me hagan llegar tus regalos.

Este año no fué la excepción. Recibí lindos regalos, como esa camisa color ladrillo que me dió mi mujer y el libro de los Beatles que me dieron mis hijos. Muy buen gusto tienes, Santa. Muchas gracias, de nuevo.

Sin embargo, pensé escribirte para ver si logro convencerte de que me traigas otro tipo de regalos y en otra escala de tiempo.

En vez de traerme regalos en diciembre, quiero ver si te convenzo de que me traigas mis regalos todo el año.

Y como ya tengo todo lo que quiero y cualquier cosa más que necesite, la puedo comprar, en vez de cosas materiales, te tengo una lista de cosas que no puedo comprar. Esa lista, corta pero sustancial, es la siguiente:

- El amor y apoyo de mi familia

- La compañía y cariño de mis amigos

- La confianza y respeto de mis colegas, jefes y clientes

- Y, a riesgo de parecer candidata a reina de belleza, la paz para Guatemala y el mundo.

Espero que no sea mucho que pedir Santa. A cambio te ofrezco portarme bien y tratar cada día de hacer el mundo un lugar mejor.

¡Feliz año 2011 y saludos a la familia, a los renos y a todos tus duendes!

Cariñosamente,

Zarek

P.S.: Si te queda un espacio, aunque sea pequeñito, en tu costalito, te pediría también un poquito de tiempo para actualizar mis blogs... Abrazos


Share on Facebook


No comments: