Friday, August 14, 2009

El idiota diario. De ayer.

El día de ayer regresaba a mi oficina por la Atanasio Tzul cuando me llamó la atención un motorista de una conocida empresa (que no mencionaré por ser el dueño un estimado amigo) que cometió en menos de dos minutos dos infracciones al reglamento de tránsito. Por lo mismo, no coloco una foto del individuo, como lo he hecho en ocasiones anteriores.

El motociclista indicado dobló de la 18 calle a la Atanasio estando el semáforo en rojo. Es cierto que parece que el detenerse en la luz roja se ha vuelto "optativo" pero sigue siendo una violación a las leyes de tránsito, aún cuando sea un viraje a la derecha, el cual no es permitido en Guatemala cuando la luz está en rojo.

No contento con una violación, el individuo conduciendo su motocicleta con placas 095BSN siguió por la Atanasio y dobló a la izquierda en el primer rótulo que indicaba que virar a la izquierda es prohibido.

Dos cosas: una, estos cafres no respetan las leyes de tráfico ni las señales porque su mal comportamiento no tiene consecuencias. Si no hay consecuencias a las malas actitudes, ¿qué evita que éstas se perpetúen? La segunda, como en Guatemala no hay estadísticas de nada es difícil comprender la magnitud del problema pero parece haber entre 1500 y 2300 accidentes de moto al año en la ciudad de Guatemala. Esto son entre 5 a 7-8 accidentes diarios, muchos de los cuales ocasionarán, sin duda, dolor y muerte.

El personaje de la M-095BSN debería pensar en esto y en su familia cuando incumple el reglamento de tránsito. Debería pensar también que, de vez en cuando, alguien como yo sí va a tener con quién quejarse de su mala conducta vial.




Share on Facebook

2 comments:

Pepe said...

Justo has dicho la parte medular (secreto a voces), que todos ya sabemos y la razón por la cual pasan las cosas en nuestro país y no solo me refiero a las infracciones de tránsito, sino a "todo":

su mal comportamiento no tiene consecuencias. Si no hay consecuencias a las malas actitudes, ¿qué evita que éstas se perpetúen?

Muy buena publicación y espero que hayás reportado a tu amigo, a este trabajador que pone en mal el nombre de la empresa, que seguramente tu amigo se esfuerza en mantener en alto.

Saludos

Zarek said...

Gracias Pepe, honrado de que me hayas leído. Efectivamente, como lo he mencionado antes en este mismo blog, la certeza del castigo es la única manera de evitar el delito. Si no hay consecuencias, todo el mundo hace lo que quiere.