Friday, March 27, 2009

Una reacción inesperada

Aclaración: las opiniones expuestas en esta nota no necesariamente reflejan la opinión de El Chapín Escéptico y son responsabilidad exclusiva del autor.

Mi nota del miércoles 25, luego de la terrible jornada del martes, provocó un par de consecuencias inesperadas. Para comenzar, El Chapín Escéptico sobrepasó, por mucho, el anterior récord de visitas y registró más visitas en ese día que el máximo diario que mi blog más antiguo, The Chapin Skeptic, ha recibido en los últimos dos años.

Esa fue la buena. Ésta fue la interesante (ó desconcertante?):

Uno de mis amigos de la infancia, mi estimado LMTC (su nombre completo permancerá anónimo de momento, para proteger al culpable) me envió el siguiente artículo, escrito por él. Si bien sus soluciones parecen extremas, no puedo menos que simpatizar con la desesperación que motiva el proponer tales soluciones a la crisis de seguridad que vivimos en nuestro país. Y, con autorización del autor, se los dejo al costo, con mínimas ediciones y sin más comentarios.

TEMA PARA UNA REFLEXION PROFUNDA
Por LMTC

La seguridad ciudadana es una asignatura pendiente del actual gobierno. La delincuencia ha aumentado geométricamente. Los robos, asaltos, asesinatos, las violaciones, extorsiones, secuestros, coacciones y amenazas aumentan día a día. La delincuencia nos ha puesto de rodillas, ante la ineficacia de un Estado fallido, incapaz de enfrentar los problemas de fondo generados por una profunda desigualdad social, una aguda crisis de valores y una creciente ineficiencia en la aplicación pronta y oportuna de la Justicia. En este contexto cabe destacar que el sistema penitenciario de Guatemala es extremadamente deficiente, la posibilidad de rehabilitación de los reos en los centros de detención es muy remota. A cambio de esto las cárceles se han convertido en auténticas escuelas del crimen, lugares donde circulan con libertad alcohol, drogas, armas, teléfonos celulares, y cualquier cantidad de lujos que no alcanzaría a nombrar en toda la página.

Muchos delitos se planifican y generan dentro de los penales, tales como robos, asaltos, secuestros y extorsiones. Los delincuentes aprovechan las facilidades de comunicación que se les dan en los centros de detención para preparar y ejecutar extorsiones, apoyados por cómplices en el exterior. La jerarquía de las bandas criminales se mantiene, así es como los líderes de bandas o pandillas, ordenan desde dentro ejecuciones de personas inocentes que no tuvieron los recursos para pagar el monto de la extorsión, o bien ordenan el asesinato de personas secuestradas incluso después del pago del rescate. Es bien conocida la saña con que actúan estos criminales.

El Estado hace poco o nada para que no se den anomalías en las cárceles, tal es el caso de un dispositivo para bloquear la señal de telefonía celular que nunca llegó a funcionar en la Granja Penal de Pavón, y se invirtieron 21 millones de quetzales. A cambio, los encargados de las raciones de los reclusos hacen grandes negocios con compañías proveedoras, a fin de asegurarse una tajada de los millonarios contratos. Es curioso que un País pobre, casi menesteroso, como lo es Guatemala, pueda gastar más de 100 millones de quetzales en un año (dato del año 2006), para la alimentación de los reclusos. Más que curioso, es una vergüenza que Guatemala desperdicie tal cantidad de dinero, que, sin pecar de populistas, bien podría invertirse en Educación o en Salud. Si se inviertese en Educación, serviría para la preparación de niños que son el futuro de la Patria. A cambio, se invierte para en la preparación de los delincuentes de hoy y de siempre.

Por lo tanto ha llegado el momento de poner un alto a esa situación. No es posible que un puñado de delincuentes que quizás no lleguen a 20,000, tenga de rodillas a 13 millones de guatemaltecos que estamos empeñados en salir adelante a través del trabajo honrado a pesar de las dificultades y limitaciones económicas.

PRINCIPIO UNIVERSAL DE LEGÍTIMA DEFENSA

La legitima defensa es un principio jurídico universal reconocido por el Derecho desde tiempos inmemoriales, consiste en el derecho inviolable de proteger la propia vida. Dicho principio es irrenunciable y es extensivo a la familia, el hogar, la patria, según las circunstancias. No hay ninguna normativa ya sea esta constitucional, jurídica, religiosa, ética o moral, que pueda limitar este derecho. No podemos seguir esperando nuestro turno para ser extorsionados, violados, secuestrados o asesinados. No solo es un derecho del individuo, sino una obligación, defender su propia vida y la de su familia, así como su Patria si las circunstancias lo exigen. El caso nuestro es equivalente al de una nación invadida, y nuestra obligación es librarnos del enemigo. Sólo que en nuestro caso el enemigo es interno.

SOLUCION PROPUESTA

La eugenesia es una filosofía social, que algunos tildan de seudo científica, que defiende la mejora de los rasgos hereditarios humanos mediante varias formas de intervención, como la esterilización por ejemplo.

La eugenesia ha sido un término que ha sido ligado fonética y semánticamente con eutanasia, que es elacto de inducir el final de una vida con el objetivo de ahorrarle al paciente sufrimientos innecesarios.

En el siglo XX, se dieron hechos condenables desde una óptica simple, que desencadenaron en exterminio indiscriminado de millones de seres humanos, especialmente durante la Segunda guerra mundial, genocidio perpetrado por el régimen nazi. Estos hechos no fueron casuales y siguieron un patrón idéntico en las regiones donde se practicó, primero se procedió a la esterilización, luego se aplicó la eutanasia sistemática, luego la deportación, y finalmente al exterminio. De allí que hasta la fecha el término eugenesia se halla satanizado hasta tal punto que es casi imposible utilizarlo sin hacer una relación inmediata con el nazismo.

Lo anterior tómese solamente como una referencia. No es mi intención polemizar sobre los hechos descritos en los párrafos anteriores. Quiero exponerles una estrategia que he dado por denominar Eugenesia del Tejido Social. Es decir la eliminación de esa parte del tejido social que no permite que la sociedad sea un ente dinámico, sano y en constante crecimiento. Ha llegado el momento de despojarnos de todo tipo de prejuicios y tabúes, tanto religiosos, como éticos o sociales, y hacer un solo frente para eliminar a nuestro enemigo común: LA DELINCUENCIA (en especial los mareros, extorsionadores, secuestradores, asesinos y/o asaltantes). Ya basta! que estemos solamente esperando el momento que nos toque a nosotros ser víctimas de una extorsión, un secuestro, asesinato de un ser querido o cualquier otro tipo de delincuencia sea ésta común u organizada. Mientras usted trabaja de sol a sol, el estado se encarga de alimentar y permitir que delincuentes nos extorsionen y organicen secuestros desde dentro de las cárceles, actuando con infinita saña y total impunidad. Según información de los medios de comunicación, el presupuesto para alimentación de los centros penales en el 2006, era de 115 millones de quetzales, si fueran unos 10,000 reos aproximadamente, estaríamos ante una cifra de Q32.00 diarios por cada reo, dinero que sale del bolsillo de los contribuyentes (entre ellos Ud. y yo). Y todo ese gasto sólo permite que esos malditos delincuentes operen a sus anchas desde las cárceles. ¡¡ Ya basta!! Hoy debemos tomar la decisión de ponerle fin a este círculo vicioso.Retomando el tema, el plan Eugenesia del Tejido Social, propone entre otros puntos los siguientes:

• LA INANICIÓN. Los reos no están de vacaciones en los centros penales, ya basta de ver esas caras gordas y felices en los tribunales. Propongo la reducción de la alimentación a la mitad y los que la reciben de fuera, les sea recortada igual, de manera que veamos rostros famélicos y expresiones de angustia en estos tipos y no sus cínicas sonrisas.

• LA ESTERILIZACIÓN. Promover la esterilización obligatoria de los reclusas reincidentes y opcional para los no reincidentes a cambio de reducción de penas.

• ABOLICIÓN DE LA PENA DE MUERTE. Promover la abolición jurídica de la pena de muerte. La condenas a muerte siempre generan conflictos para el Estado y el dudoso efecto de disuasión que tiene, no compensa la ola de rechazo que se genera en el exterior. Cuando un delincuente, incluso aquellos confesos de crímenes innombrables, es condenado a muerte, por lo largo del proceso y por la constante presencia de los medios de comunicación, genera lástima y parte de la opinión pública pide clemencia. Personajes tan lejanos como el Papa o el Dalai Lama, podrían solicitarle el indulto al estado.

• EL EXTERMINIO. Si Ud. o su familia caen en las garras de uno de estos desalmados, no espere clemencia. Por eso propongo las siguientes formas de exterminio, aplicable a todos los delincuentes:

  1. Ejecución extrajudicial inmediata. Este método le ahorra al estado y a los contribuyentes grandes cantidades de dinero. Por ejemplo, el 28 de agosto del 2008, la Policía se enfrentó con cinco secuestradores a los cuales dio muerte (suena a ejecución extrajudicial); imaginemos por un momento esos Q 160.00 diarios que el estado hubiera invertido en esas alimañas, sin contar la gasolina de los traslados a tribunales, las toneladas de papel, el tiempo de abogados, fiscales y jueces, todo con el fin que esos malditos nos extorsionen o secuestren desde la cárcel. Podría decirse que es el método perfecto, aunque imposible de utilizar a gran escala.
  2. Ejecución por sofocamiento. Dadas las condiciones de hacinamiento de las cárceles, éste es un método barato, efectivo y seguro de eliminación de delincuentes, que puede usarse a mediana escala inclusive. El método, la muerte dulce, o sea por medio de monóxido de carbono, un gas incoloro, inodoro e insípido, que es sumamente efectivo. Se podría aplicar en sectores especialmente diseñados, remodelados y limpios, siempre manteniendo un perfil bajo.
  3. Eutanasia selectiva. Aplicable a delincuentes heridos y trasladados a centros asistenciales. Se deberá disponer de contactos a nivel de bomberos, socorristas, médicos, paramédicos, enfermeros o cualquier otro tipo de personal que tenga contacto con los heridos. Se aplicará por vía intravenosa una solución paralizante del sistema nervioso, similar a la que se usa en la inyección letal.
  4. Contagio Aleatorio. Por las condiciones de hacinamiento prevalecientes en los centros de detención es posible la diseminación aleatoria de agentes patógenos a fin de diezmar a la población carcelaria y diezmar su moral a efecto de destruir su unidad interna, para impedir que cometan ilícitos desde el centro penal.
  5. Oposición total a los linchamientos. Se propone un rechazo a los linchamientos y a otras formas de violencia colectiva, por ser un acto que es totalmente opuesto a nuestros objetivos. Genera rechazo tanto a nivel nacional como internacional. Recordemos que el objetivo es el aniquilamiento de las bandas delincuenciales, y para eso se debe mantener un bajo perfil, reducir al mínimo la violencia, evitar sangre derramada y jamás utilizar el fuego en ninguna operación.

Ésta es una propuesta que debemos implementar lo más pronto posible, nuestra situación es equivalente a una ciudad sitiada, donde el enemigo tiene el absoluto control de nuestros movimientos, vidas y haciendas. La propuesta va dirigida a todos los sectores sin distinción de credo político, religión o condición económica. Proclamemos nuestra liberación del azote de la delincuencia y no seamos más rehenes dentro de nuestra nación, listos para ser ajusticiados.

4 comments:

Edwin Méndez said...

¡Amén!

Chubby said...

Y es que los policías tambien estan de acuerdo con lo de la ejecución extrajudicial. Recuerdo muy bien cuando en una ocasión que se metieron los ladrones a la casa, un policía se acercó a mis padres y les dijo que la próxima vez no se preocuparan en llamarlos sino que de una vez mataran al ladron si lo encontraban adentro porque al final iba a salir de la carcel y se iba a vengar.

muy interesante la propuesta

Julio César Muñoz / TRADPROF said...

Considero la propuesta muy "creativa", infiero una desesperación extrema por la solución de nuestros problemas sociales, pienso que la historia ya ha confirmado que cuando se disfigura o disminuye el concepto de "dignidad humana" muchas cosas se ven torcidas, el holocausto hitleriano, la eugenesia, la eutanasia y otras aberraciones "intelectuales" "del mundo civilizado" o "seudocientíficas", esos proyectos "sociales" ya han probado su "primitiva" visión de la vida humana y retroceso hacia la edad de piedra. No cabe pensar que cuando el hombre a estas alturas de la historia, más recursos de toda naturaleza tiene para lograr la superación de los problemas sociales, se deshumanize y retroceda a la edad de Piedra. ¿Cuándo vamos a comprender que la violencia únicamente engendra más violencia? ¿Cómo vamos a entender que los problemas sociales que tenemos surgen, crecen y hasta los consentimos por nuestra indiferencia permanente hacia los mismos? Si hay pobreza, injusticia, hambre, enfermedad, miseria que son factores que desencadenan delincuencia es debido a que tanto individual como colectivamente no somos lo que tenemos que ser, en una palabra "solidarios" con todos y con todo.

La "creativa" pero mejor dicho "desesperada, superficial e irreflexiva" propuesta de "Eugenesia del Tejido Social" que concibe a otros seres humanos como cucharachas que deben desecharse abre las puertas para la destrucción de todo el tejido social equivalente al "cáncer" donde las células sanas por "causas que se desconocen aún, destruyen a sus células sanas hermanas", es decir, "se reproducen de una manera aún ignorada y resultan "destruyendo" al conjunto de células sanas al cual pertenecían y por metástasis vía sanguínea o linfáctica (medios de comunicación, por ejemplo) trasladan dicha reacción o comportamiento a celulas que están sanas y así continúa el proceso de "cáncer" en el tejido social.

Únicamente reconociendo que la injusticia social y sus rostros en los referidos problemas sociales han sido consentidos por todos nosotros al no actuar como corresponde y el momento que corresponde y que ninguno de nosotros somos "más" que otros o "superiores" a otros con la capacidad de aparentemente "defendernos" con violencia cuando la inteligencia nos indica que lo que debemos hacer es atacar la raiz de los problemas, primero salir de nuestra indiferencia, segundo promover los valores y virtudes humanas, debemos eliminar las causas de los "problemas sociales" pero no a las personas, esta ha sido la difícil tarea de la humanidad pero no hay otra, ya basta de violencia delincuencial o "justificada" ya los "escuadrones de muerte" han demostrado que no solucionan el problema sino lo agravan, en este caso, el remedio sale peor que la enfermedad.

No elijamos retroceder en la calidad de ser humano tanto individual como social, debemos participar en la construcción efectiva de un tejido social sano y promover desde mis responsabilidades valores y virtudes un ciudadano mejor, una familia sana, un trabajdor responsable, un empleador justo, etc. y si esto no es suficiente a promover la participación de grupos en tales aspectos.
Lo anterior es mi reflexión instantánea, espero darme a entender y felicito al creador del blog por crear un espacio más para discusión, entre amigos y el ciberespacio.

Adelante con el respeto a la vida de todos aunque nos afecte lo que ocurra, (en mi caso ya mi familia y yo hemos sidos "tocados por la extorsión desde las cárceles", vivimos momentos indeseables para cualquiera por lo que no estoy teorizando sobre la problemática social.

El ultimo De Paz said...

La mujer el procurador de los derechos humanos desea saber como puede dar su apoyo a la presente propuesta y ya le dijo a su esbelto maridito que aporte un sueldo para apoyar la causa, bahh. Ella también manda al gordito llorón.