Tuesday, May 12, 2009

45 segundos de terror

Todo ocurrió en cuestión de segundos.

Acababa de parar el carro por el semáforo en rojo cuando oí un par de sordos (y familiares) pop! pop! Revisé rápidamente el retrovisor y ví que el pickup que estaba detrás de mí tenía las puertas abiertas y había tres o cuatro tipos mitad adentro y mitad afuera del carro.

Rápidamente revisé mis opciones. Afortunadamente, como me han enseñado en la compañía, había dejado bastante espacio entre mi carro y el de adelante así que salir de la fila no era problema. A mi izquierda había un parqueo, que se me antojó un lugar más seguro que enfrente del asalto, así que, me metí al parqueo y estacioné el carro, sin apagar el motor, detrás de una fila de vehículos. Para ese momento no había ya nadie en los alrededores del vehículo asaltado...

El parqueo estaba lleno de gente. Esa esquina es muy concurrida y hay muchos vendedores ambulantes, porque cerca del lugar está la oficina donde extienden las constancias de antecedentes penales. Vimos, con mi esposa, como la gente miraba, incrédula, a los asaltantes que salieron corriendo, a pie, en direccion contraria al tráfico.

Todo el asunto no duró más de 45-60 segundos. Salimos por la otra calle y, hasta el momento, no sé qué fué lo que pasó. No sé si mataron al conductor del pickup, si lo estaban asaltando o si le robaron el carro. La noticia no fue reportada al día siguiente, al menos en la prensa escrita.

Espero que Rodrigo Rosenberg no haya tenido tiempo para el terror. La vida no vale nada en esta Guatemala nuestra y, este sábado por la mañana, reflexioné sobre las razones por las que no nos involucramos cuando ocurre un hecho de violencia. Los asaltantes eran varios y estaban armados. Yo estaba solo con mi esposa y no uso armas. Al igual que Rodrigo, no hubiera tenido ninguna oportunidad...

2 comments:

Edwin Méndez said...

Que trágico que la vida de gente buena penda de un hilo solo porque a unos hijos de p... pueden delinquir con la certeza que nada ni nadie se interpondrá en su camino.

¿Qué podemos hacer? no mucho y bastante, hoy a medio día apoyaré haré presencia en la manifestación del parque central.

El ultimo De Paz said...

Lo lamento, Anibal.
Lo lamento por vos, por tu esposa, por mi, por mi familia, por nuestros hijos, por nuestra patria.

Urge la justicia.