Monday, April 13, 2009

¿1984 ó 2009?



Imagen de Wikipedia (fair use)


Hace muchos años mi mamá compraba la Biblioteca Básica Salvat - salía un libro nuevo cada semana creo. No sé quién elegía los títulos pero no eran muy atinadas las elecciones - así como había excelentes obras como 2001 - Odisea Espacial y 1984, había otras que eran muy oscuras, como la Tía Tula...

Yo me leí y no disfruté 1984. Después ví una excelente película sobre la novela. Ahora, con el paso de los años, entiendo que no era una obra de ciencia ficción como yo creía y no me gustó porque no la entendí. Era una obra política. Brillante.

Y me recuerdo todos los días de la trama de 1984 desde inicios de 2008. El Gran Hermano (The Big Brother)) estaba en todos lados y se preocupaba de todos los ciudadanos. Se hablaba la neolengua (newspeak) en la cual existían los conceptos como el doblepensar (doublethink) - mediante el cual afirmar que el blanco es negro no es ninguna contradicción sino la afirmación de la verdad más absoluta.

Los ministerios del gobierno en 1984 no tenían otro sentido que manejar al pueblo - el Ministerio de la Verdad se encargaba de la propaganda del gobierno (o sea, de la mentira) y el Ministerio de la Paz, de la guerra. Y el mundo siempre estaba en guerra - tal vez para disfrazar la pobreza atroz y la carestía en la que vivía la gente bajo el régimen totalitario y represivo del Gran Hermano.

Y me recuerdo de esta historia distópica de George Orwell cuando veo las noticas y leo la prensa. Como el Ministerio de la Verdad en que trabajaba Winston Smith, la propaganda del gobierno del pende-sidente Colón insiste en que vivimos en tiempos buenos y de abundancia y que la delincuencia se está controlando. Se aplica el doble doblepensar todos los días cuando se habla de los impuestos solidarios (???), las carreteras solidarias y los tiempos de solidaridad. Y, al igual que el Gran Hermano, el pende-sidente Colón se considera dictador y ya comenzó a legislar por decreto (ver el comentario del amigo Luisfi en su columna). Y se distrae al pueblo con todo tipo de guerras para que no sienta el hambre y no vea los grandes baches en las calles.

Desafortunadamente, 1984 termina con una bala en la cabeza de Winston Smith. La bala, real o metafórica, representa la incapacidad de un individuo de cambiar al sistema político de una nación oprimida por la dictadura.

¿Cuál será el fin de la historia en Guatemala 2009?

2 comments:

Edwin Méndez said...

El "big brother" a lo Guate, nos hizo el favor de aparecerse, con su linda esposa, en alguna playa para cersiorarse que todos los demás estamos bien, y por su supuesto al ver al pende-sidente los pende-vecinos sintieron paz y felicidad, ya no hizo falta cerveza, "guaro", ni drogas para escapar de la "reality". Loor al pende-sidente que cuida a los pende-jos, ups! a los pende-vecinos de Pende-landia, viva la pende-felicidad! somos pede-bendecidos!

El ultimo De Paz said...

Fijate que casualmente hoy empecé a leer 1984, (es una lectura que tengo pendiente del mes pasado) y justo la edición que estoy empezando a leer es la Salvat. Un librito verde con las páginas pintadas de dorado, muy atractivo.
Por razones obvias, no leí tu post, pero ojalá podamos comentarlo en unos días.

Al señor EdMen, solo le suplico mas respeto hacia su señor presidente y hacia su primera dama. Ellos, y solo ellos, están trabajando para que el señor EdMen y los hijos del señor EdMen tengan un mejor país. Es sumamente ingrato de su parte tratarlos de una manera tan soez y peyorativa, Es un mal agradecido. Ellos saben lo que estan haciendo, nosotros no tenemos la capacidad para comprender, en nuestra infinita ignorancia, el gran beneficio que nos están haciendo.
Invito al señor EdMen que para aliviar todo el veneno que lleva en su corazón, asista por una semana a recibir el pan gratuito, casi, que todos los pobres recibimos en los comedores solidarios.
Podrá observar allí a la clase necesitada de asistencia, que el gran corazón de nuestro presidente, apoya.
Abra los ojos señor EdMen. ABRALOS.
No se deje engañar por esos enemigos del gobierno que inventan patrañas para desprestigiar a nuestro amado lider.
La historia, señor EdMen, LA HISTORIA, se encargará de hacer justicia a este janono, mentiroso e inutil; y a la hermosa saqueadora de su mujer. Usted no, usted no puede ni debe. Usted solo debe callar, pagar sus impuestos y observar lo que es la verdadera SOLIDARIDAD.