Tuesday, April 14, 2009

Y hablando de obedecer al papa...

El papa dice que no hay que usar condones.

El ex-obispo Fernando Lugo, actual presidente de Paraguay, hizo caso al papa Ratzinger. Como muchos religiosos que son expertos en la aplicación del "doble estándar", el entonces obispo tenía una noviecita, una jovencita llamada Viviana Carrillo. Aparentemente Vivianita tenía 16 años cuando el romance inició. Cinco meses antes de renunciar a su labor eclesiástica, nació un niño de esta relación. Fiel al mandato de su jefe supremo, el entonces obispo no usó condón.

El ahora presidente ha reconocido la paternidad del niño y ofrecido reconocer su responsabilidad. No podía hacer menos.

Y no hubiera habido escándalo ni problemas para la iglesia si el sacerdote no hubiera hecho caso al papa.

Qué sorpresas te da la vida.

2 comments:

El ultimo De Paz said...

Que asco de doble moral.

Edwin Méndez said...

¡Protesto! ¡los obispos no tienen hijos, únicamente sobrinos!