Wednesday, April 22, 2009

Vale más la obediencia que la castidad

Y el sacerdote* Lugo, ahora presidente de Paraguay, sigue haciendo noticias.

Ahora apareció un tercer hijo - una señora Damiana Hortensia Morán Amarilla dice que el padre Lugo es el padre de su retoño de un año y mesitos. A diferencia de las otras, ella no reclama para que se le dé para la leche y dice que no dijo nada antes para no "estorbar" en su campaña pero sí quiere ahora que su angelito sepa que el cielo se lo tiene bien ganado porque su papá conseguía ovejas para el rebaño celestial.

¡Qué juego de doble moral! Como decía Luisfi en un comentario a uno de mis posts anteriores, ¿qué diría el padre Lugo cuando le confesaban infidelidades e hijos fuera del matrimonio? ¿Y qué tipo de consejos daba?

Se supone que los sacerdotes hacen votos de obediencia y de castidad. En el caso del padre Lugo la evidencia muestra que, aunque carente de castidad, es muy obediente. No usa condón.

*Según la doctrina de la iglesia católica, un hombre que se ha ordenado sacerdote continúa siendo sacerdote toda su vida. No es un trabajo del cual se renuncia sino una condición.

3 comments:

Luis FIGUEROA said...

Yo calculo que le van a salir unos 5 hijos antes del 30 de junio, jajjajajjaja

Luis FIGUEROA said...

Nos hiciste falta hoy en el club de lectores.

El ultimo De Paz said...

Varias cosas,
Si seguis faltando al club vas a perder el examen final, con San Pedro.
Me llamó la atención la forma en que se refiere a el padre (condición a la que tampoco puede renunciar). Carismático, cae bien, un líder. Me recordó a el Pollo Ronco. Me cuentan unos allegados al expresidente, que como cuate, es buena onda. Esta experiencia mediática con Lugo, me permite darles una lección de vida a mis hijos, CUIDADO CON LOS SIMPÁTICOS CAE BIEN, muchas veces son unos picaros de quienes debemos desconfiar.